Pyotr Il’yich Tchaikovsky (1840–1893)

Tchaikovsky fue uno de los primeros estudiantes del Conservatorio de San Petersburgo establecido por Anton Rubinstein. Al concluir sus estudios formó parte del personal docente del Conservatorio de Moscú, fundado por el hermano de Anton Rubinstein, Nikolay. Se retiró de la enseñanza cuando una viuda rica, Nadezhda von Meck, le ofreció apoyo financiero. Este apoyo continuó durante gran parte de su vida a pesar de que las condiciones establecidas en la pensión nunca se cumplieron. Tchaikovsky era tímido y de personalidad neurótica. Algunos de sus biógrafos han sugerido que un inminente escándalo sobre su homosexualidad motivó que se quitara la vida en el apogeo de su carrera como compositor; no obstante, otros biógrafos de Tchaikovsky encuentran improbable esta teoría. Su música es de carácter completamente ruso aunque fue influenciado por Balakirev y los ideales de los compositores nacionalistas rusos conocidos como Los Cinco. Más bien, Tchaikovsky puede ser asociado a una escuela de composición más internacional, promovida por los conservatorios que Balakirev, líder de ‘Los Cinco’, deploró tanto.

ÓPERAS

Sobre todo, dos óperas de Tchaikovsky han conservado un lugar en el repertorio internacional. Eugene Onegin, basada en una obra de Pushkin, fue escrita en 1877, año del desastroso y breve intento de matrimonio del compositor. Regresó a Pushkin en 1890 con su poderosa ópera La reina de picas.

BALLETS

Tchaikovsky fue un maestro de las formas en miniatura necesarias en el ballet. Logró elevar la calidad de la música y contribuyó a una forma de arte que había experimentado un considerable desarrollo técnico en la Rusia del siglo XIX bajo la dirección del coreógrafo francés Marius Petipa. La primera de las partituras de ballet de Tchaikovsky fue El lago de los cisnes, completado en 1876, seguido en 1889 por La bella durmiente. Su último ballet, basado en una historia de E.T.A. Hoffmann, fue El cascanueces, estrenado en San Petersburgo en diciembre de 1892.

MÚSICA ORQUESTAL

Sinfonías

Tchaikovsky escribió seis sinfonías. la primera versión de la Primera sinfonía, conocida como Sueños de invierno, fue compuesta en 1866, pero más tarde el compositor la revisó. La Segunda sinfonía llamada Pequeño ruso, fue compuesta en 1872, revisado ocho años más tarde. De las otras sinfonías, la Sinfonía número cinco con un movimiento vals en lugar de un scherzo, fue escrita en 1888, mientras que la última sinfonía completa, conocida como Patética, fue interpretada por primera vez bajo la dirección de Tchaikovsky poco antes de su muerte en 1893.

Oberturas fantasía y otras obras

Tchaikovsky recurrió a fuentes literarias y dramáticas para una serie de composiciones orquestales. Romeo y Julieta, su primera obertura fantasía basada en la obra de Shakespeare, fue escrita en 1869 y más tarde revisada dos veces. Burya es una fantasía sinfónica inspirada en La tempestad, y la última de las oberturas fantasía shakespearianas, Hamlet, fue escrita en 1888. Francesca da Rimini traduce en términos musicales el amor ilícito de Francesca y Paolo, como se relata en el Infierno de Dante, y Manfred, obra escrita en 1885, se inspira en el poema de ese nombre de Byron. La Voyevoda es una balada sinfónica basada en un poema de Mickiewicz. Otras composiciones orquestales de menor escala incluyen la Serenata para cuerdas, el popular Capriccio italiano y, bastante menos conocidas, cuatro suites orquestales. Tchaikovsky dio poca importancia a su Obertura de 1812, celebración de la victoria contra Napoleón 70 años atrás, mientras que La marcha eslava tenía un propósito patriótico. La versión final de Souvenir de Florence, originalmente para sexteto de cuerdas, fue terminada en 1892 en su versión final.

Conciertos

El primero de los tres conciertos para piano de Tchaikovsky se ha convertido en el más popular de todos los conciertos románticos para ese instrumento. El segundo no es tan conocido y el tercero, iniciado en 1893, tiene un solo movimiento, Allegro de concert. El concierto para violín de Tchaikovsky fue rechazado por el principal violinista en Rusia, Leopold Auer, por ser demasiado difícil. Más tarde encontró un firme lugar en el repertorio. Para violonchelo solista Tchaikovsky escribió las Variaciones sobre un tema rococó y Pezzo capriccioso. Piezas más cortas para violín y orquesta incluyen la Sérénade mélancholique y el Valse-scherzo. Souvenir d’un lieu cher, escrito como una expresión de gratitud por la hospitalidad a Madame von Meck, fue originalmente para violín y piano.

MÚSICA DE CÁMARA

La música de cámara de Tchaikovsky incluye tres cuartetos de cuerda. El movimiento lento del primero de ellos ha demostrado ser muy popular tanto en su forma original como en un arreglo del compositor para violonchelo y orquesta de cuerdas. El Andante funébre del tercer cuarteto también existe en un arreglo del compositor para violín y piano. Tchaikovsky compuso también unos memorables piano tríos.

MÚSICA PARA PIANO

Tchaikovsky compuso una gran cantidad de música para piano, particularmente en forma de piezas cortas adecuadas para el lucrativo mercado amateur. Las colecciones publicadas por el compositor incluyen Las estaciones, un conjunto de 12 piezas -una para cada mes-, y varios conjuntos de piezas con diferentes grados de dificultad.

MÚSICA VOCAL Y CORAL

Tchaikovsky escribió una cantidad considerable de canciones y duetos, incluyendo pasajes de canciones de Mignon de Goethe, así como de versos menos conocidos de sus contemporáneos. Sus obras corales incluyen la liturgia de San Juan Crisóstomo de 1878 y una serie de otras composiciones de textos sagrados y seculares, muchas de ellas para voces no acompañadas.

2019-08-27T09:57:36-05:00