Suite barroca

Suite se llamó en la época barroca, a un conjunto de movimientos independientes generalmente en el mismo tono o tonalidad, aunque alternando en ocasiones entre el tono mayor y el tono menor, y escritas en su mayoría en forma binaria.

Desde finales del siglo XVII, el tipo de suite más común fue la suite de baile, un género que probablemente surgió al juntar danzas contrastantes -como la pavana o la gallarda- en la música de las cortes renacentistas.

Los cuatro movimientos de una típica suite de baile son:  la Alemanda , la Corriente,  la  Sarabanda y la Giga . Entre estos bailes, a menudo había galanterías francesas como la bourrée, la bransle, la canaria, la forlane, la gavota, la loure, el minué, la musette, el rigaudon y el tamborín.

Muchas de estas suites instrumentales barrocas -como las Suites inglesas  de J.S.Bach comenzaban con un preludio, mientras que algunas suites para ensemble, como las cuatro suites orquestales de J.S. Bach, empezaban con una obertura francesa, un movimiento más extenso que dio como resultado suites completas, también llamadas oberturas.

Algunos compositores utilizaron el término italiano partita para titular suites de baile para un solo instrumento. Las Seis partitas para teclado de J.S. Bach (BWV 825–30) son algunas de las obras más conocidas de este tipo.

2019-08-27T09:58:03-05:00