Poems

COMPOSITOR: Franz Liszt.
ARTISTAS: Goran Filipec, piano.
SELLO: Naxos
PRODUCTO#:8.573794

FECHA DE LANZAMIENTO: Septiembre 2018

En este volumen número 51 de nuestra integral Naxos de las obras para piano de Franz Liszt, el pianista croata Goran Filipec nos presenta un programa casi íntegramente basado en piezas que tienen su inspiración en obras literarias. De ahí que esta grabación se llame Poemas. Gentilmente Goran Filipec a accedido a respondernos algunas preguntas que explican un poco el contenido de la obras propuestas en esta grabación.

NeE: Goran Filipec, esta es su tercera participación como pianista en la integral que Naxos está realizando y que justamente va por la edición número 51. ¿Qué representa para usted, la obra de Franz Liszt?

Si, la presente edición es mi tercera contribución a la serie de las obras completas de Liszt de Naxos, y sigue a los estudios Paganini-Liszt (vol. 42) Paganini Studies del año 2006 y las Danzas (vol. 49) Liszt: Dances que salieron en abril de este año. Creo que la mayor parte de los pianistas estarán de acuerdo que el aporte de Liszt al panismo es inmenso. Su arte está marcado por una fuerte expansión de las posibilidades técnicas y tímbricas del instrumento. Además, la subjetividad de sus obras es visible en el hecho de que en ellas se reflejan, en gran medida, la personalidad del intérprete dando lugar a interpretaciones creativas e imaginativas, que a veces impliquen importantes libertades. A parte del gran virtuosismo, que es indispensable en cada enfoque de sus obras, creo que la fantasía y el buen sentido de las proporciones son los puntos más importantes que el intérprete tiene que buscar. Para mí, personalmente, Liszt es el compositor con el que llego a identificarme más fácilmente y me alegro mucho que esta edición presente algunas versiones menos conocidas de obras relativamente populares del repertorio pianístico.

NeE: Las Consolaciones de Liszt fueron compuestas entre 1844 y 1849, probablemente basadas o inspiradas en el poema de Lamartine Une larme ou Consolation, ¿Qué nos puede decir de esta magnífica y sentida serie de seis piezas para piano?

Las Consolaciones son miniaturas líricas de carácter parecido a nocturnos, intermezzos o – en el caso de la primera obra que abre el ciclo – de un preludio. En la primera versión (1844-1849) que grabé para la presente edición, la escritura de Liszt es más densa comparada con la segunda versión de los años 1849-1850. Ella revela mucha fantasía y pasión, características del lenguaje de Liszt de los años 1830 y 1840. El estilo pianístico de Liszt estaba en permanente evolución, y esta evolución es visible à través las diferentes versiones de sus obras. El volvía a las obras que ya fueron publicadas, las re-escribía, re-trabajaba, y las volvía a publicar. El mismo decía que las distintas versiones de sus obras fueron el resultado de su camino como aspiración a un ideal. Sabemos también que muchas de sus versiones no han sido anotadas o que algunas han sido anotadas por sus alumnos. Hablando de manera general del ciclo, los elementos vocales de las grandes frases cantantes y de declamación lírica son los que marcan este ciclo encantador.

NeE: En esta grabación ejecuta dos piezas del segundo año de peregrinaje (Italia), y podríamos decir que una de las novedades revolucionarias de Liszt es la incorporación de un yo (artista) que nos describe a través de la música sus impresiones y emociones. ¿Qué nos puede comentar de estas dos piezas, Sposalizio y Après une lecture du Dante?

Exactamente. El álbum es intitulado “Poemas” porque casi todas las piezas grabadas han sido inspiradas por obras literarias: La divina comedia de Dante fue la fuente de inspiración para la Après une lecture de Dante, el poema de Bürger “Lenore” para la segunda balada, los poemas de Lamartine (probablemente) para las Consolaciones y el Fausto de Lenau para el famoso vals Mephisto. Sposalizio es la única excepción, porque fue inspirada por la pintura: el Matrimonio de la Virgen de Rafael. La música programática de Liszt raramente sigue la trama presente en las obras literarias que lo inspiraron. En realidad, se trata de las impresiones que el compositor transformaba en obras musicales de formas libres. En este sentido el proceso de transformación de sus impresiones fue igual, cualquiera sea el origen de estas impresiones y sus reacciones emotivas. Si el Sposalizio es sobre todo estático y solemne en su carácter, la Après une lecture du Dante “pinta”, con unos contrastes fuertes, describe no solo las profundidades obscuras del infierno y la desesperación de las almas condenadas al eterno sufrimiento, sino también la pureza de Beatrice y del paraíso. ¡Paradójicamente, para describir la manera como Liszt transforma una obra literaria en música, hay que compararla a la pintura! El conflicto de la obra Liszt se resuelve con un triunfo paradisíaco: las fanfarrias infernales y obscuras de la introducción, concebidas en intervalos de tritonos, se transforman en unas fanfarrias de alegras y grandiosas en la conclusión de la obra.

NeE: A veces se compara las cuatro baladas de Chopin con las de Brahms, pero no hay que olvidarse que Liszt también ha escrito dos baladas para piano. ¿Qué nos puede comentar sobre esta balada número dos en si menor?

Sí, es verdad que cuando se habla de baladas, nocturnos o polonesas, se piensa principalmente en Chopin, y se olvida que otros compositores, como Weber, Mendelssohn o Liszt, también escribieron obras que llevan estos títulos. Estilísticamente (y por consiguiente pianísticamente), hay grandes diferencias entre las baladas de Chopin y de Liszt. También, diría que hay algunas similitudes entre la segunda balada de Liszt y la Après une lecture de Dante: las dos obras empiezan en obscuridad y se desarrollan en el triunfo de la vida. La balada de horror “Lenore” de Bürger, que fue la fuente de inspiración para la segunda balada de Liszt, termina dramáticamente con la muerte de Lenore, el personaje principal. Liszt decide de salvar los personajes de la obra. Diría se trata de una paráfrasis desde el punto de vista del contenido, una transformación creativa, o metamorfosis del compositor. La misma actitud y mentalidad creativa es, como ya dije, indispensable para interpretar las obras de Liszt. Nada tiene que ser tomado literalmente.

NeE: El vals Mephisto número uno está basado en el Fausto de Lenau, podríamos decir que a su manera Liszt también fue un Fausto musical que produjo cambios importantes e indelebles en la historia de la música, sobre todo a nivel armónico y formal. ¿Considera usted a Liszt como un músico revolucionario?

Absolutamente. Las innovaciones de Liszt son muchas: el revolucionó los conceptos pianísticos después de su encuentro con Paganini, que fue un revolucionario del violín. Debido a sus innovaciones, el violín parecía un instrumento ignoto a sus contemporáneos, aunque fue completamente desarrollado como instrumento dos siglos antes, y tocado por otros violinistas geniales. El piano de Liszt, que a diferencia del violín de Paganini se desarrollaba como instrumento simultáneamente al pianismo de Liszt, fue, como el violín de Paganini, un piano profundamente recreado, que salió del salón en donde Liszt tocó sus primeros recitales. A nivel de las formas musicales, sabemos que Liszt revolucionó la forma sonata, transformándola en una obra de un solo movimiento con partes contrastantes. La música programática es otra de las innovaciones importantes de Liszt. Diría que se trata de un personaje que sintetizó la estética de toda su época.

NeE: ¿Cuáles son sus próximos proyectos discográficos?

El año que viene siguen dos grabaciones de Liszt para Naxos: un disco con los Lieder Schubert-Liszt y un programa con obras para piano y orquesta con la Kodály Filharmónia Debrecen con el director Daniel Somogyi-Toth. Seguirán dos discos para Grand Piano: el segundo y último volumen de las obras del compositor croata Blagoje Bersa y el primer disco de una serie de grabaciones planificadas de obras de Ignaz Friedman.

NeE: ¿Cuáles serán sus próximos conciertos?

En el mes de septiembre tocaré cuatro recitales en Tokyo y Osaka en Japon. Seguirán conciertos en el Teatro Mariinsky en San Petersburgo, actuaciones con la Filarmónica de Zagreb, y otros recitales en Istanbul, Paris y varios festivales en Croacia.

Foto Stephany Stefan

Vean aquí a Goran Filipec tocando las Reminiscencias de Norma de Franz Liszt en la sala de concierto del teatro Mariinsky.

Para más información vean el sitio web del artista: https://www.goran-filipec.com/

Entrevista realizada en julio del 2018 por Philippe Adelfang para Naxos en Español.

COMPRAR EN ARKIV
COMPRAR EN NAXOSDIRECT
COMPRAR EN AMAZON