Alberto Nepomuceno, música de Brasil

COMPOSITOR: Alberto Nepomuceno
ARTISTAS: Orquesta Filarmónica de Minas Gerais, Fabio Mechetti
SELLO: Naxos
PRODUCTO#: 8.574067

FECHA DE LANZAMIENTO: Fecha febrero 2019

Naxos lanza su nueva aventura. Se trata de la serie Música de Brasil que inicia con este álbum con algunas coloridas obras orquestales de Alberto Nepomuceno (1864-1920). Nacido y criado en Fortaleza, a 400 millas (aproximadamente 640 kilómetros) al noroeste de Recife, Alberto comenzó a estudiar música con su padre, violinista, organista, y maestro de capilla en la catedral local.

Para 1872, la familia vivía en Recife donde Alberto tomó clases de piano y violín. A los 18 años (1882), se convirtió en director de un club local, donde se llevaban a cabo todos los eventos musicales importantes de esa ciudad.

Dos años después (1884), se mudó a Río de Janeiro y conoció a uno de los más grandes escultores de Brasil, Rodolfo Bernardelli (1852-1931). Bajo su patrocinio, Nepomuceno pasaría los siguientes siete años (1888-1895) estudiando música en Roma, Berlín, Viena y París. En 1893, estableció una relación cercana con Edvard Grieg (1843-1907), cuyas obras basadas en el folklore noruego lo inspiraron a escribir música nacionalista, inspirada en gran medida en la música de los indígenas brasileños.

Después de sus estudios académicos en el extranjero, Alberto regresó a Río donde vivió enseñando, dirigiendo y componiendo. En el proceso, estrenó muchas obras europeas y defendió la música de un joven y prometedor compositor llamado Heitor Villa-Lobos (1887-1959).

La grabación comienza con el Preludio de la ópera de Nepomuceno O Garatuja (1904) que, junto con un primer acto (del cual actualmente no existe grabación), fue todo lo que terminó de esta comedia lírica. Es una creación nacionalista que tiene un libreto en portugués del compositor, basado en la narrativa homónima del escritor brasileño José de Alencar (1829-1877), publicado en 1873. En cuanto a la música, incorpora canciones brasileñas del siglo XVII, así como ritmos de baile sincopados como maxixe (ver ejemplo) y lundu (ver ejemplo).

Esta pieza brillantemente estructurada se abre con tres deliciosas canciones folklóricas que toman la forma de un baile pegadizo que suena a maxixe, una encantadora melodía y una enérgica marcha. Todo lo anterior se explora y regresa en coloridos pasajes con imitaciones de pájaros gorjeando. El Preludio termina con un emocionante episodio marcial que sugiere un gran triunfo.

Durante su estancia en Berlín, Alberto estudió con el compositor austriaco Heinrich von Herzogenberg (1843-1900) y escribió la siguiente selección titulada Série Brasileira (Suite brasileña o conjunto brasileño, 1891), siendo esta la única grabación de la obra completa disponible actualmente.

En cuatro movimientos, el primero –contenido en la pista dos- llamado Alvorada na serra (Amanecer en las montañas) es una fantasía con asociaciones inocentes. Además, comienza con la melodía de la canción infantil brasileña Sapo jururu (Sapo triste), donde “sapo” se refiere a un “sapo-cururu“, uno de los anfibios más grandes del país. La melodía, que llamaremos “ST”, se somete a varios tratamientos, que van desde el pastoral hasta el románticamente dominante y reverente. Al final ST regresa para terminar el movimiento como comenzó.

La tercera pista es Intermédio (Intermezzo), una versión orquestal del Allegretto del Cuarteto de cuerdas brasileiro no. 3 del compositor, escrito en 1890. Es una pieza animada basada en una idea que recuerda a la melodía ST de la pista dos, condimentada con ritmos maxixe.

Después de toda esta algarabía, tenemos en la pista cuatro a Seste na rede (Siesta en una hamaca), una pieza correctamente balanceada con melodías modales. La pieza deriva de canciones populares del noreste de Brasil, donde creció el compositor. En cualquier caso, en un punto hay zumbidos que sugieren la presencia de un molesto mosquito.

En la pista cinco se encuentra una vivaz Batuque (Samba), basada en un baile llevado a Brasil por esclavos africanos y que originalmente apareció como una pieza para piano llamada Danças dos Negros (1888). La brillante versión de este álbum incluye un exótico instrumento de percusión conocido como reco-reco que lleva a la pieza a una emocionante conclusión.
Al final de este álbum se encuentra la única Sinfonía del Alberto Nepomuceno, y la primera compuesta por un brasileño. Escrita en 1893, es una obra magníficamente construida de la cual ésta es la única grabación actualmente disponible.

La Sinfonía consta de cuatro movimientos con connotaciones de las Sinfonías de Brahms (1833-1897). La pista seis corresponde al Allegro con entusiasmo (Viva con entusiasmo). Es una composición concisa, perfecta, en forma de sonata de proporciones románticas. La apertura tiene temas a veces ansiosos y a veces confiados que experimentan un desarrollo dramático. Al final una recapitulación metódica evoca una arrogante coda que termina el movimiento triunfalmente.

La pista siete es el Andante cuasi adagio (Fluyendo un poco lento); una conmovedora contemplación de pensamientos felices, seguida de un Scherzo. En la pista ocho, las secciones externas del Scherzo son melodías inquietas, donde el joven Alberto pudo haber tenido en el fondo de su mente el segundo movimiento de la Sinfonía Coral, no. 9 (1822-1824), de Beethoven. Sea como fuere, las secciones externas rodean un Intermezzo lírico y temáticamente relacionado que completan el movimiento.

El cierre Con fuoco (Con fuego) en la pista nueve, es una sonata-rondo con dos ideas pegadizas que son secuencialmente heroicas  y fugaces. Con ellas, Nepomuceno hace un fugato que conduce a una emocionante recapitulación con una valiente coda, con la que termina victoriosamente la Sinfonía.

Las obras reciben actuaciones destacadas de la Orquesta Filarmónica de Minas Gerais (OFMG) bajo su director artístico y director principal, el brasileño Fabio Mechetti. Los músicos de OFMG hacen un fuerte argumento para la música de su país y, con suerte, Naxos nos dará más en los próximos discos de esta serie.

La grabación de este álbum se realizó hace poco más de un año en la Sala Minas Gerais ubicada en Belo Horizonte, aproximadamente 320 kilómetros al norte de Rio de Janeiro. Presentan un escenario sonoro de tamaño generoso y cómodamente empotrado en un lugar reverberante y enriquecedor.

El timbre instrumental general se caracteriza por agudos agradables, un rango medio exuberante y bajos limpios, con fondo limpio y golpes de aleteo en el bombo. Con estas características, CLOFO considera que esta versión puede ser clasificada como “Audiophile”, es decir de especial interés para personas que aprecian la calidad de la grabación y será particularmente atractiva para aquellos que gustan de los sonidos más húmedos.

— Bob McQuiston, Classical Lost and Found (CLOFO.com, Y190627)      Traducción de María Cortina-Borja

Traducción de la reseña de Classical Lost and Found (CLOFO) del álbum

Alberto Nepomuceno (The Music of Brazil)    

Symphony in G minor, O Garatuja, Prelude, Série Brasileira

Orquesta Filarmónica de Minas Gerais

Fabio Mechetti Naxos

Pueden oír esta grabación en Spotify: https://open.spotify.com/album/7nSgSOVQ9D86aTvaSIr1Qk

COMPRAR EN ARKIV
COMPRAR EN NAXOSDIRECT
COMPRAR EN AMAZON
2019-09-05T07:36:11-05:00